Es un fruto rico en vitaminas B y E. También aporta sales minerales, potasio, calcio, fósforo y magnesio. Su contenido en fibra ayuda a regular el organismo. Su origen geográfico es dudoso, pero todo parece indicar que procede de la región Indopacífica, pues se han hallado cocos fosilizados en Nueva Zelanda que datan de la Era Terciaria.

Beneficios:

  • El coco es un fruto rico en vitaminas B y E, por lo que es un buen antioxidante.
  • También aporta sales minerales, potasio, calcio, fósforo y magnesio, por lo que ayuda a la mineralización de los huesos.
  • Alto contenido en fibra.
  • El agua de coco se considera una bebida isotónica natural dadas sus beneficiosas propiedades.

Usos:

- Alimentación: El tratamiento y presentación del coco a la hora de consumirse es increíblemente variada. Se puede encontrar en bebidas y cócteles, yogures y todo tipo de lácteos, rallado en postres y repostería.

- Otros usos:

  • En la industria cosmética, el coco se utiliza para la fabricación de jabones, champús, cremas y todo tipo de productos para el cuidado y embellecimiento de la piel y el cabello.
  • La harina de coco se emplea para la alimentación de ganado, y sus hojas como forraje.
  • La madera de coco se utiliza, especialmente en zonas del trópico, para la construcción de cabañas y muebles. Mientras que las palmas son muy usadas para la fabricación y decoración de todo tipo de utensilios: cestas, alfombras, bolsos, bisutería, etc.
  • Del coco también se puede obtener Copra, que es un alimento obtenido del aceite secado y, posteriormente, troceado del endospermo del fruto.
  • En la medicina natural tradicional el coco también se empleaba para el tratamiento de múltiples afecciones, quemaduras, estreñimiento, etc.