Fruto seco importado por los griegos desde el Asia Menor. Es fuente de ácidos grasos mono y poliinsaturados. Recomendable en situaciones de esfuerzo físico.

Beneficios:

  • Es recomendable comer avellanas en situaciones de esfuerzo físico.
  • Es una buena fuente de ácidos grasos mono y poliinsaturados. La OMS establece que en la dieta entre un 30 y 35% de la energía la deben aportar los lípidos y que un 3% de esa energía deben ser ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico), estos dos aspectos los cumpliría con creces el aceite que aporta la avellana.
  • También es rica en proteínas, aunque para que el aporte sea completo deben de incluirse en la dieta proteínas de origen animal, cereales y legumbres. Es importante su aporte en calcio.
  • Presenta en su composición ácido fólico y zinc.

Usos:

- Alimentación:

  • Se pueden consumir secas y, también, tostadas como aperitivo.
  • Se emplean habitualmente en dulces como: turrón, pastas, bombones, recubiertas de chocolate, helados y también como ingredientes de salsas y rellenos en cocina.
  • Se utiliza en productos tipo muesli por presentar menos carbohidratos que otros frutos secos y por su contenido en fibra.
  • Se puede extraer del fruto aceite apto para el consumo alimentario, el cual se caracteriza por su fuerte e intenso sabor.
  • Tras molerlas y machacarlas, pueden mezclarse con agua y azúcar hasta fabricar una especie de horchata.

- Otros usos:

  • Sus hojas se pueden emplear también como alimento para el ganado.
  • Su cáscara se puede emplear para la obtención de combustible.
  • Su madera arde bien, por lo que también es usada como combustible, pero, sobre todo, para la construcción y decoración de todo tipo de muebles y utensilios.

VER
OTROS PRODUCTOS
CACAHUETE REPELADO TOSTADO SIN SAL